¡Prepara tu casa para el otoño! Sí, es triste, pero las vacaciones de verano ya son cosa del pasado y la vuelta al cole parece ser la confirmación: el curso escolar da sus primeros pasos, el sol calienta algo menos y hay que hacerse a la idea de que los días se van a ir acortando. Y nada como el otoño para hacer algunos ajustes en casa que te permitan aprovechar al máximo tu hogar para los meses de frío.

Queremos compartir contigo una lista de consejos para hacer de tu hogar un lugar más cómodo y seguro para la temporada otoño-invierno.

  1. Deshazte de todas aquellas cosas que no utilizas. La regla de las “dos temporadas sin usar” es una máxima muy interesante para darnos cuenta de que aquello que lleva dos años guardado en un cajón, en un armario o en tu trastero, merece una segunda oportunidad en manos de otra persona que sepa sacarle partido.
  2. Cuida tu trastero. Preocúpate de limpiarlo bien, de cuidarlo y prepararlo para enfrentar al enemigo número uno: la humedad. Fíjate de que las cosas que tienes guardadas estén bien protegidas y cubiertas. Aprovecha de clasificar y ordenar, de reciclar y de sacar aquello que ya no necesitas… ¡Olvídate de los “por si acaso”!
  3. Despeja la habitación de tus hijos. Recicla todas las revistas y libros que ya no utilicen, la ropa que ya no les vale o aquella que no podrá tener una vida útil por el desgaste. Enséñale a desprenderse de aquellos juguetes que ya no le llaman la atención y, sobre todo, ayúdale a preparar un espacio para que pueda hacer sus deberes y también para que sea un espacio de ocio en el que pueda leer, dibujar, pintar, etc. Recoge sus libros de texto y materiales escolares que no pueda volver a utilizar (o que tenga duplicados, triplicados…) y apártalos en una caja para reciclar, cambiar, donar o vender.
  4. Saca todo de los armarios. Aprovecha los últimos días de calor para preparar tu ropa de invierno: airéala, lávala si hace falta y estírala. Ventila también los espacios de almacenamiento, quita el polvo acumulado y evita así sorpresas en los meses de frío. A la vez, selecciona aquellas cosas que más utilices y sepáralas de aquellas que solo usas de forma ocasional. Vuelve a ordenar dejando las primeras más a mano, para que te resulte más cómodo encontrarlas. Clasifica tu ropa por estaciones, por colores, por estilos o por tamaños, por lo que sea, pero eso te ayudará a saber qué tienes y a deshacerte de lo que ya no necesites.
  5. ¡Pon en forma tu cocina! La cocina también necesita una limpieza al final del verano. Tira todos los productos caducados (a todos se nos acumulan sin mucho sentido), clasifica los alimentos, ordena tu despensa y así sabrás qué tienes y qué no la próxima vez que vayas al supermercado. Revisa ollas y sartenes, platos, vasos y copas, y saca fuera todas aquellas cosas que ocupan lugar y que realmente no quieres. Pon a mano de tus hijos las cosas del desayuno y de la merienda para que puedan ser más autónomos. Lo mismo con los platos y la vajilla, porque así podrán ayudarte poniendo y retirando la mesa. Esas pequeñas tareas del hogar les ayudan a pasar tiempo contigo y a adquirir responsabilidad.

Una vez que hayas hecho todas estas tareas, tu hogar estará preparado para enfrentar el otoño y el invierno. Al estar más despejada, podréis aprovechar mejor los espacios en familia y sacar más partido a cada rincón, estableciendo nuevas dinámicas dentro de casa, tanto para pasar tiempo juntos o para que cada uno realice las distintas actividades durante la semana.

Coge todas aquellas cosas que ya no vayas a utilizar y sepáralas entre lo que vayas a donar, lo que sea necesario reciclar y aquello que puedes vender o cambiar. Entra en trueketeke.com y comparte con miles de usuarios lo que tienes. Siempre hay alguien dispuesto a darle una segunda oportunidad a tus cosas. ¡No las desperdicies!

Consíguelo en el App Store
Disponible en Google Play

Publicar Anuncios Gratis

Traductor

Buscar

Mas Trueke-Posts

Usuarios's Online

Hay 810 invitados y ningún miembro en línea