La economía colaborativa nace de un espíritu social, colectivo, con un fuerte componente de responsabilidad y confianza, donde la reputación online ha cobrado especial relevancia como carta de presentación de todos los usuarios que en ella participamos. ¿Cómo es eso posible y cómo hemos llegado hasta aquí?

Pues porque las nuevas generaciones, millenials y nativos digitales, han nacido con el concepto de “redes” en la cabeza y esta es, la mayoría de las veces, su forma de comprender el mundo: la existencia de redes de personas con un fin u objetivo común, que se ayudan unas a otras, para alcanzar sus propósitos. Este ideal realmente existe y se fomenta, apoyado por las nuevas tecnologías, en el mundo de Internet: compartir coche, casa, billetes baratos de tren o avión, intercambio de bienes o servicios, etc. Y, por supuesto, el trueque es uno de esos espacios privilegiados donde la confianza y el buen hacer son requisitos indispensables para mantenerse vigente en un mercado muy competitivo y, sobre todo, conformado por clientes muy bien informados y conectados con otros miles de usuarios potenciales a apenas un clic de distancia.

Con esto, es absolutamente indispensable ganarse y mantener la confianza de nuestros usuarios, de los miembros de esas redes en las que participamos a diario, para tener éxito en el mercado de segunda mano (y en muchos otros espacios que comparten esta filosofía). Para ello, debemos ofrecer siempre una información clara y precisa, lo más ajustada a la realidad que sea posible.

La sinceridad se paga y, además, tiene un valor añadido a nivel emocional: permite establecer conexiones más permanentes y duraderas con nuestros usuarios. Es lo mismo que si vas a comprar fruta y el frutero te dice que está buena, pero al llegar a casa te das cuenta de que el género no cumple con lo que te prometieron, es probable que no vuelvas a comprar allí. En el mercado de segunda mano ocurre lo mismo…

Recuerda que nos encontramos en entornos colaborativos e hiperconectados, así que probablemente una mala acción o reacción por tu parte pueda afectarte a un nivel escalable en la Red, de acuerdo a tu posición y reputación online que te ha costado conseguir y mantener. Algo similar ocurre si actúas correctamente y ofreces un buen producto y un buen servicio para concretar el intercambio, seguramente conseguirás mejorar esa reputación y que, además, se replique en Internet impactando positivamente en tu posición. Hoy en día se ha otorgado un valor especial a esa reputación no solo en los espacios de intercambio, sino que también a nivel personal, laboral y público. El anonimato en Internet es una cuestión casi obsoleta y hoy nuestro valor se mide por presencia, comportamiento y participación en las redes sociales. Por eso, debemos cuidar al máximo nuestras acciones en Internet y, más aún, cuando nos situamos en la posición de comprar, vender o cambiar.

Una entrega rápida y facilitando lo más posible el intercambio; un producto en buen estado, bien presentado y cumpliendo las expectativas del “comprador” (en cuanto a lo que él espera según lo que tú prometiste); una respuesta rápida, clara y bien construida; unas buenas imágenes que apoyen tu anuncio y una buena construcción del texto de presentación de los bienes y servicios ofertados, te pondrán en una posición privilegiada frente a otros vendedores.

Está claro que el juego limpio en esta etapa socioeconómica de construcción colaborativa y asociativa es una moneda de cambio que te podrá favorecer, siempre y cuando lo sigas al pie de la letra. Un mínimo fallo puede destruir tu reputación en Internet y espantar a todos tus potenciales clientes. Lo mejor es que, ante la duda, consultes a los expertos que te podrán asesorar en cualquiera de las etapas del intercambio.

En Trueketeke cuidamos mucho este aspecto y estamos permanentemente revisando los contenidos de los anuncios para que tu espacio de interacción sea un espacio seguro, amigable y cómodo, que facilite al máximo la experiencia tanto del vendedor como del comprador (o de ambas partes que decidan realizar un trueque) y que se ajusten, por supuesto, a las políticas de uso.

Revisa tus contenidos, comparte y participa; mejora tus credenciales, tus anuncios y tus perfiles; cuida tus acciones y, sobre todo, consolida tu buena reputación en la Red. La única forma de hacerlo es siendo coherente en tu comportamiento social y consistente con tu perfil y objetivos. Y eso se demuestra a diario en todas tus interacciones a través de Internet. ¡No digas que no te lo advertimos!

Entra ya en Trueketeke.com y revisa tu perfil y anuncios, o crea unos nuevos, y pasa a formar parte de un movimiento global que ha llegado para quedarse. #PracticaElTrueke

Consíguelo en el App Store
Disponible en Google Play

Publicar Anuncios Gratis

Traductor

Buscar

Mas Trueke-Posts

Usuarios's Online

Hay 718 invitados y ningún miembro en línea