Pasadas las Navidades -o al menos una parte de ellas- comienza la época de prerebajas y de cambiar todo aquello que nos regalaron, pero que no nos gustó, ya teníamos o no nos quedó bien. El ticket regalo (o la tarjeta) casi se ha convertido en una mejor opción que el propio regalo en sí. ¿Dónde quedó el esfuerzo de buscar aquel presente único, inolvidable, que hace suspirar a alguien que lo tiene en sus manos o le hace saltar de alegría?

Pero no nos pongamos nostálgicos: los tiempos cambian y debemos ajustarnos a ellos. En los últimos años han proliferado las opciones de regalo fáciles y de gusto general: cajas de experiencias, viajes, tratamientos dentales o de estética, tarjetas por un valor determinado para gastar en tiendas online, etc. Tal ha sido su éxito, que no es raro que se te acumulen varias de esas experiencias a la vez. ¿Por qué no cambiarlas?

El mercado del cambio post-Navidades es uno de los más fructíferos y exitosos, sobre todo de aquellos que recibimos de personas con las que no tenemos confianza para pedirles el ticket regalo o de aquellas que, sin más, te regalan algo de alguna tienda lejana, que compraron hace mucho tiempo o que, quién sabe, quizás les regalaron a ellos y tampoco les gustó, poniendo en marcha esa cadena del regalo desgraciado que pasa de mano en mano sin conseguir un dueño.

Os cuento una anécdota: mi madre recibe a su mejor amiga en casa después de las últimas Navidades e intercambian regalos. Cuando mi madre lo abre, se da cuenta de que era un pañuelo que ella le había regalado a su amiga en las Navidades pasadas. Claramente a su amiga no le había gustado y lo dejó para regalar otra vez, olvidando que el origen de esa "desgracia" era mi madre. Pero esta, ni corta ni perezosa, lo envolvió otra vez y se lo regaló a otra persona... ¿Os suena familiar esa historia?

Sea como sea, esta es la época en que todos queremos sacar el mayor partido de nuestros regalos, ya sea disfrutándolos porque nos fascinaron o cambiándolos en Internet por otras cosas que nos gustan o que necesitamos más. ¡Es el momento Trueketeke! Sí, solo tienes que registrarte en Trueketeke.com o descargarte nuestra app para Android o IOS, y comenzar a cambiar, comprar, vender o regalar todo aquello que no tiene futuro en tus manos. ¡No hagas como mi madre y aprovecha el mercado de segunda mano para darle nueva vida a esos regalos que no quieres y para conseguir todo lo que sí quieres.

El futuro está en el intercambio directo entre usuarios. Incluso, si te lo montas bien, hasta te puede salir rentable... ¿¡Cómo!? Sí, lo que lees. Si juegas bien tus cartas, puedes salir ganando. Historias de éxito en el mundo del trueque hay muchas. ¿Por qué no empezar a escribir la tuya? Únete a Trueketeke y que la fuerza te acompañe.